domingo, 27 de septiembre de 2015

La importancia de los besos, abrazos y caricias en nuestras relaciones.

El contacto físico es esencial en el desarrollo humano. Está demostrado que el contacto físico y las caricias son de vital importancia desde el nacimiento, de ahí tanta insistencia últimamente en la importancia del contacto piel con piel del recién nacido y la madre después del parto.



Un estudio realizado en los años 80 en varios orfanatos de todo el mundo nos refleja claramente la gran importancia de las caricias para el desarrollo y el crecimiento del ser humano. En estos escenarios donde según la inversión social y la política llevada por parte de cada país, se atendía de un modo correcto o menos correcto a los niños allí recogidos.Se vio que los bebés que no recibían mucha atención en los orfanatos, simplemente dejaban de llorar porque habían deducido que sus lamentos no servían de nada y se resignaban a su suerte. Los niños que crecían sin demasiado contacto físico, sin caricias, besos, abrazos y el apoyo de una familia, tenían muchas más probabilidades en la edad adulta de sufrir algún tipo de enfermedad mental, e incluso de delinquir.
En las relaciones de pareja y familiares también es muy importante mantener estas conductas, ya que son las que ayudan a frenar el estrés y las tensiones diarias y afianzar y estrechar lazos. 

Después de una discusión unas palabras de cariño son importantes, pero a veces un gesto tiene mucho mayor peso que las palabras, un beso y un abrazo con corazón es mucho más importante porque ayuda a generar una sensación de placer y a liberar una serie de reacciones químicas que ayudan a nuestro cerebro y a nuestro organismo para estar saludables y sentirnos felices. Un gesto de cariño es a veces mucho más placentero por su cercanía y porque lo sentimos como una expresión de afecto mucho más sincera, mas real, más emocionante.

Las reacciones químicas de nuestro cuerpo ante las caricias, los abrazos y los besos:

Los seres humanos somos un conjunto de reacciones químicas muy sofisticado y el cerebro es el encargado de gestionar todas estas reacciones.

Un abrazo, un caricia, una sonrisa, hacen que se libere oxitocina. La oxitocina permite una remodelación neuronal de hipotálamo,  con más afecto, generamos un mejor hipotálamo.La oxitocina produce algunas reacciones en el cerebro que afectan a nuestro comportamiento, aumenta la excitación sexual y los lazos de pareja, ayudan a estrechar los lazos maternales, aumentan la confianza y ayudan a reducir el miedo social, aumenta la generosidad y la empatía.


Algo tan sencillo como una caricia reduce nuestros niveles de cortisol en sangre, nos relaja y reduce el estrés y la ansiedad.


Con los besos el cerebro genera también serotonina y dopamina, dos sustancias que se liberan por ejemplo con el ejercicio físico y que nos ayudan a sentirnos mejor. En el sistema nervioso central, se cree que la serotonina representa un papel importante como neurotransmisor, en la inhibición de: la ira, la agresión, la temperatura corporal, el humor, el sueño, el vómito, la sexualidad, y el apetito. Estas inhibiciones están relacionadas directamente con síntomas de depresión.La dopamina tiene muchas funciones en el cerebro, incluyendo papeles importantes en el comportamiento y la cognición, la actividad motora, la motivación y la recompensa, la regulación de la producción de leche, el sueño, el humor, la atención, y el aprendizaje.



Los besos, las caricias y los abrazos si se dan con cariño y amor tienen la facultad de hacernos sentir felices. La glándula hipófisis genera endorfinas, también conocidas como ''hormonas de la felicidad''  que nos hace sentir placer y a la vez olvidarnos del estrés y sirven como inhibidor del dolor.


Recuerda que para el ser humano es tan importante la alimentación como el amor. Es el amor el que nos hace sentirnos seguros y respetados, con fuerzas para enfrentarnos al mundo y a los problemas cotidianos y es el amor el que nos hace sentirnos felices y con ganas de vivir cada día. Si amas a los tuyos no dejes de besarlos, abrazarlos y acariciarlos cada día con una sonrisa. 

4 comentarios:

Natalia dijo...

qué bien tener acceso a tu blog muchas gracias por contestarmetan rápido así lo tendré en cuenta para visitaros está muy chulo el blog en cuanto al artículo estoy totalmente de acuerdo pienso que es fundamental demostrar cariño y afecto desde muy pequeño incluso cuando nos hacemos mayores también es algo muy importante y muy imprescindible que refuerzan nuestra autoestima y nuestra felicidad muy bonito el artículo y preciosa la foto de la mítica película de mi chica un beso

La Cestita del Bebe dijo...

Gracias Natalia! me alegro mucho de que te pasaras por aquí y que te haya gustado nuestro blog. Sí ese momento me encanta desde que ví la película de pequeña! Un abrazo!

Awesome Needles dijo...

No podría estar más de acuerdo con tu entrada. Un besazo

La Cestita del Bebe dijo...

Gracias! Un beso ;-)